viernes, septiembre 03, 2010

El manjar


Steven Meissel para Louis Vuitton
Madonna
Te llama la vida.
Ese es el primer regalo.
Unos ojos brillan
junto a los tuyos.
Una vez
y otra
y otra.
Cuando ya
no lo esperas.


Más dones.
Colocan un
ser vivo
sobre tu vientre.
Es menudo
y está
caliente.
Anduvo nueve meses
contigo.
Como tu sombra.
Y te seguirá y le
seguirás.
El aliento de la
sangre
es indestructible.
Quizá el mejor
regalo.
Y, después de
mucho luchar,
un sueño se cumple.
Lo sabemos, será momentáneo.
Lo sabemos, no durará
eternamente.
Pero la frágil
materia de los
sueños
es un manjar
dorado
de ilusiones
que animan
el latir en nuestros corazones.

Un manjar
breve y etéreo
como algodón de
azúcar
.